Dieta Crudivegana para el Verano (7 días)

Te ofrecemos un plan nutricional balanceado y saludable a cargo del  Dr. Douglas N Graham. Esta dieta baja en grasa no sólo te ayudará a bajar de peso, sino a desintoxicar y limpiar tu cuerpo profundamente. Los resultados son innegables. 

Menú de verano: Día uno

Desayuno

Sandía 
1.8 kgs/4 lbs. de sandía
Indicaciones: ¡Rebana la sandía a la mitad y siéntate afuera a tomar el sol en la gloria del verano mientras que cuchareas esta deleitante fruta!

Comida

Durazno intenso
450 grs./1 lb. plátanos
450 grs./1 lb. duraznos
Indicaciones: Licua con medio litro de agua. Ajusta el agua para la consistencia deseada.

Cena

Primer platillo: ¡Deleite mango-lima!
450 grs./1 lb. mangos
Jugo de ½ lima
Indicaciones: Pela y rebana los mangos en un tazón. Dale un toque de jugo de lima.

Segundo platillo: Tomates dulces
225 grs./8 oz. mango
225 grs./8 oz. tomates 
Indicaciones: Licua ¾ del mango con ¾ del tomate. Corta el mango y tomates sobrantes en pequeños trozos, agrega y mezcla.

Tercer platillo: Ensalada de mango y pimiento rojo
450 grs./1 lb. lechuga romana
225 grs./8 oz. cada uno de: pepinos, mangos y pimientos rojos
110 grs./4 oz. tomates
Indicaciones: Pica la lechuga en un tazón grande. Pela el pepino si prefieres. Haz rebanadas delgadas de pepino y haz unas más grandes con el tomate; agrega a la ensalada. Pela y quita el hueso del mango, quita las semillas del pimiento y licua junto como aderezo. Pica el tomate y espárcelo sobre la sopa.

Tercer platillo: Ensalada piña tahini
225 grs./8 oz. lechuga romana
225 grs./8 oz. pepinos
110 grs./4 oz. piña
28 grs./1 oz. tahini crudo
Indicaciones: Pica la lechuga en un tazón. Pela y rebana el pepino y mezcla con la lechuga. Pela y remueve el corazón de la piña. Licua con el tahini y adereza la ensalada.

Menú del verano: Día dos

Desayuno

Sandía
1.8 kgs/4 lbs. sandía
Indicaciones: ¡La otra mitad de la sandía grande te espera! ¡Saca la fruta a cucharadas y ponla en la licuadora para una refrescante bebida matutina! Las semillas pueden ser evitadas, ya que se hundirán al fondo del vaso.

Comida

¡Sólo plátanos!
900 grs./2 lbs. plátanos
Indicaciones: Haz un licuado con medio litro de agua o disfrútalos tal cual son. † Si pasas un rato difícil comiendo muchos plátanos, es probable que no estén en su madurez óptima. La variedad común de plátano, la cavendish, está madura cuando tiene generosas manchas cafés y huele dulce. Antes de este estado, los plátanos contienen más almidón y son más difíciles de digerir. Una madurez apropiada de la fruta es esencial para una nutrición y asimilación adecuadas.

Cena

Primer platillo: Ensalada de moras de verano
110 grs./4 oz. moras azules
110 grs./4 oz. frambuesas
225 grs./8 oz. duraznos
Indicaciones: ¡Mezcla en un tazón y disfruta!

Segundo platillo: Sopa de tomate heirloom y durazno
225 grs./8 oz. duraznos
225 grs./8 oz. tomates
Indicaciones: Licua ¾ de los duraznos con ¾ del tomate. Rebana finamente los ingredientes restantes y mézclalos en la sopa para añadir textura.

Tercer platillo: Ensalada de mora negra y ajonjolí
450 grs./1 lb. lechuga
110 grs./4 oz. tomates
225 grs./8 oz. moras negras
2 cdas. de tahini crudo
Indicaciones: Pica finalmente la lechuga en un tazón grande. Rebana el tomate y agrega a la lechuga. Adereza licuando las moras negras con el tahini.

Menú del verano: Día tres

Desayuno

Melón 
1360 grs./3 lbs. melón 

Comida

Higo delicioso
450 grs./1 lb. higos
450 grs./1 lb. plátanos
Indicaciones: Licua con medio litro de agua, o a la consistencia deseada.

Cena

Primer platillo: Mango y frambuesa
225 grs./8 oz. mango
225 grs./8 oz. frambuesas
Indicaciones: Rebana o pica en cubitos el mango en un tazón y mezcla con frambuesas.

Segundo platillo: Deleitantes pepinos frescos
225 grs./8 oz. mango
225 grs./8 oz. pepinos
Indicaciones: Rebana finamente ¼ del pepino. Licua el resto con el mango y añade las rebanadas de pepino. ¡Disfrútalo!

Tercer platillo: Ensalada de frambuesa
450 grs./1 lb. lechuga de hoja verde
225 grs./8 oz. pepino
225 grs./8 oz. mango
225 grs./8 oz. frambuesas
Indicaciones: Pica la lechuga en un tazón. Pela y rebana el pepino y añádelo a la ensalada. Pela y quita el hueso del mango, luego licua con las frambuesas para aderezar la ensalada. 

Menú del verano: Día cuatro

Desayuno

Cerezas
900 grs./2 lbs. cerezas dulces

Comida

Ensalada dulce de durazno
450 grs./1 lb. plátanos
450 grs./1 lb. duraznos
225 grs./8 oz. moras azules
Indicaciones: Rebana los plátanos y duraznos en un tazón. Adorna con las moras azules por encima. ¡Disfrútalo!

Cena

Primer platillo: Ensalada de duraznos y moras azules
450 grs./1 lb. duraznos
225 grs./8 oz. moras azules
Indicaciones: Corta los duraznos en trozos grandes y colócalos en un tazón. Licua las moras azules para hacer una salsa y viértela sobre los duraznos.

Segundo platillo: Sopa de mango hinojo
450 grs./1 lb. mangos
1 ramita grande de hinojo
Indicaciones: Licua ¾ de los mangos y las ¾ partes inferiores de la varita de hinojo. Coloca en un tazón. Corta el mango restante en pequeños trozos y mezcla con la sopa. Adorna con la parte superior de la varita de hinojo. ¡Delicioso!

Tercer platillo: Ensalada de chabacano apio
450 grs./1 lb. lechuga mantequilla
110 grs./4 oz. tomate
110 grs./4 oz. apio
450 grs./1 lb. duraznos
Indicaciones: Pica la lechuga en un tazón. Rebana el tomate y mézclalo con la lechuga. Licua los chabacanos con apio y vierte sobre la ensalada.

Menú del verano: Día cinco

Desayuno

Melón chino
1360 grs./3 lbs. melón chino

Comida

Mango y plátano
450 grs./1 lb. plátanos
450 grs./1 lb. mangos
Indicaciones: Rebana, mezcla en un tazón y ¡devora!

Cena

Primer platillo: duraznos
450 grs./1 lb. duraznos
Segundo platillo: Sopa de tomate y pimiento naranja
225 grs./8 oz. lechuga romana
225 grs./8 oz. tomates
225 grs./8 oz. pimiento amarillo o naranja
varita de perejil
Indicaciones: Licua la lechuga, ¾ de los tomates, y ¾ del pimiento. Rebana un tomate, y mezcla con la sopa. Adorna con el pimiento sobrante rebanado en forma de anillos y el perejil picado.

Tercer platillo: Ensalada de aguacate
225 grs./8 oz. lechuga romana
225 grs./8 oz. pepino
340 grs./12 oz. tomates
170 grs./6 oz. aguacate
¼ taza de cilantro
Indicaciones: Pela y rebana el pepino en un tazón con la lechuga, picada. De forma separada, pica el tomate y aguacate en trozos y mézclalos juntos con cilantro finamente picado hasta que estén bien mezclados, y luego vierte sobre la ensalada.

Menú del verano: Día seis

Desayuno:

Duraznos
900 grs./2 lbs. duraznos

Comida:

Licuado de plátano romano
900 grs./2 lbs. plátanos
225 grs./8 oz. lechuga romana
Indicaciones: Esto equivale a aproximadamente 8 plátanos medianos, pesados sin cáscara. Licua y sirve. ¡Es sorprendentemente delicioso!

Cena

Primer platillo: Duraznos cubiertos de moras negras
225 grs./8 oz. duraznos
225 grs./8 oz. moras negras
Indicaciones: Rebana los duraznos en un tazón. Licua las moras y vierte la salsa sobre las rebanadas.

Segundo platillo: Sopa mora verde
225 grs./8 oz. moras azules
225 grs./8 oz. moras negras
225 grs./8 oz. frambuesas
225 grs./8 oz. lechuga romana
Indicaciones: Licua todos los ingredientes. Vierte en un tazón.

Tercer platillo: Ensalada de moras molidas
225 grs./8 oz. espinaca bebé
110 grs./4 oz. tomate
110 grs./4 oz. pepino
110 grs./4 oz. moras negras
110 grs./4 oz. frambuesas
110 grs./4 oz. duraznos
Indicaciones: Coloca la espinaca en un tazón. Pela el pepino y rebana, junto con el tomate, y mezcla con la espinaca. Vierte las moras en un tazón separado y muele con un tenedor. Corta el durazno en pequeños pedacitos y mezcla con las moras. Vierte sobra la ensalada.

Menú del verano: Día siete

Desayuno

Melón casaba
1.8 kgs./4 lbs. melón casaba

Comida

Ensalada de mango
900 grs./2 lbs. mango
225 grs./8 oz. lechuga mantequilla
Indicaciones: Pica la lechuga en un tazón. Pica el mango en cubitos, acomoda sobre la lechuga y sirve. † Añade un toque de lima para un de poco variedad y un sabor diferente.

Cena

Primer platillo: Licuado de durazno tropical
340 grs./12 oz. mangos
340 grs./12 oz. duraznos
Indicaciones: Licua con una taza de agua.

Segundo platillo: Ensalada de tomate albahaca
450 grs./1 lb. tomates
5 mitades de tomate deshidratado al sol
albahaca fresca al gusto
Indicaciones: Remoja los tomates deshidratados por 10 minutos. Licua ¾ de los tomates, albahaca y tomates deshidratados. Vierte en un tazón. Pica el tomate restante en trocitos y coloca en el centro de la sopa. Adorna con una hoja fresca de albahaca.

Tercer platillo: ¡Cielo de tomate!
450 grs./1 lb. tomates 
255 grs./9 oz. verdes bebé mixtos
2 cdas. semilla de cañamo
Indicaciones: Coloca la mezcla de verdes en un tazón. Corta los tomates en rebanadas. Mezcla los tomates y semillas de cáñamo y úsalos encima de la ensalada.

COMENTA
RELACIONADOS
ÚLTIMAS ENTRADAS
Edith Gomez
@edigomben
6 recomendaciones para tener una conciencia limpia

La conciencia intranquila es algo que afecta a muchas personas y puede ser debido a diversas razones. Quizá el recordarse constantemente de errores que cometieron en el pasado, el no creerse suficientemente buenos en algo en lo que se están desempeñando actualmente, el creerse que las malas decisiones tomadas en el pasado volverán para acecharlos, ciertos puntos de algunas religiones que señalan con el dedo y más.

La conciencia es algo que todos y cada uno de nosotros poseemos, solo que para una buena parte de la población esta no da mayores problemas, mientras que para otros se puede convertir en una importante fuente de estrés y culpa. Si este momento estás pasando por algo así -por las razones que sea- aprende en Gananci cómo quitar el estrés y como no vale simplemente con atacar el síntoma, sino también la causa, es importante ir un poco más allá.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra conciencia se define como el conocimiento del bien y del mal que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios. También a este término se le puede decir que es el sentido moral y ético propios de una persona.

Entonces, cuando en algún punto hemos obrado mal o existe cierto arrepentimiento, se puede decir que el cargo de conciencia que eso provoca no nos deja tener un estilo de vida óptimo, ya que será algo que siempre vendrá a nuestra mente aun en los momentos menos indicados o cuando menos lo esperemos.

Hay que tomar en cuenta que no existe nadie en el mundo puede estar orgulloso de todas y cada una de las acciones que ha realizado desde su nacimiento hasta el punto actual de su vida. Todos tenemos algunas áreas que no nos agradan particularmente, pero eso no quiere decir que no podamos tener una conciencia limpia al respecto.

¡Sí se puede! Y esto es importante saberlo porque a pesar de que esa situación se repita una y otra vez en nuestra mente no hay manera de modificarla, por lo que no vale la pena permitir que siga siendo un elemento fundamental de nuestros pensamientos y mucho menos que muchas de las decisiones que tomemos se rijan por ese particular episodio.

Como no podemos cambiar las razones por las que se ha generado un cargo de conciencia, lo que sí podemos hacer al respecto es poner en práctica las siguientes recomendaciones que te ayudarán a tener una conciencia tranquila a partir de ahora:

1.- Cree que puedes alcanzarla: tener la conciencia tranquila es un sentimiento de paz al que puedes tener acceso si te lo propones y trabajas en ello. Puede que en algún punto no te sientas merecedor de ello, pero sí lo eres. Para poder tener una conciencia tranquila necesitas conocer tu valor. Una buena autoestima es importante para lograr cualquier cosa que te propongas. Para ayudarte en este tema te puede servir leer este listado de libros acerca de la autoestima.

Además, que hayas cometido algunos errores en el pasado no significa que tu valía haya disminuido, cuando te deshaces de ese pensamiento empezarás a ver importantes cambios en ti y en la forma en que actúas porque la culpa ya no será uno de tus principales impulsores.

2.- Comprende que todos cometemos errores: esto es un hecho del que nadie se libra, pero al hacernos conscientes de ello podemos utilizarlo a nuestro favor. Las equivocaciones que has cometido no puedes cambiarlas, pero sí puedes sacar un aprendizaje de ellas para que no tengas que volver a pasar por lo mismo una y otra vez.

3.- Deja de señalarte a ti mismo: a veces tu peor crítico puedes ser tu mismo, así que deja de recordarte una y mil veces las cosas en las que te equivocaste y utiliza esa energía en cosas más productivas. Las actividades que realizaste en el pasado no definen quien eres, sobre todo porque eres capaz de decidir tu comportamiento, así que haber hecho algo anteriormente no significa que debas repetir esa conducta por siempre.

Perdónate a ti mismo primero y verás cómo sentirás un importante alivio en tu conciencia y tendrás más oportunidades de mejora en adelante.

4.- Actúa en base a tus valores y aquello que crees: revisa tu sistema de valores y cada vez que vayas a tomar una decisión o a hacer algo, compáralo con estos principios que son importantes para ti. Cuando tienes un criterio firme y actúas en base al mismo, tendrás una conciencia tranquila porque no te traicionas.

5.- Aduéñate de las cosas que haces para evitar arrepentimientos: este punto también es muy importante. Si haces algo o tomas una decisión sobre la que tienes dudas, necesitas adueñarte de la misma, saber todas las razones por las cuales actuaste así y por qué no pudo haber sido de otra manera.

Cuando tienes estos aspectos bien claros será difícil que te arrepientas ya que confías en ti mismo. Incluso cuando esa decisión o acción no haya sido la más acertada tendrás la conciencia limpia y podrás aprender de esa experiencia para el futuro.

6.- Ten presente que tus acciones tienen consecuencias: no te avergüences de las cosas que hiciste anteriormente porque eso se quedó en el pasado y mientras sigas atado a la culpa no podrás tener una conciencia limpia. No puedes “limpiar” tu conciencia haciendo cosas buenas, lo puedes hacer construyendo una buena relación contigo desde el interior.

Recuerda que cada una de las cosas que hagas tiene consecuencias para ti e incluso para personas a tu alrededor, por lo que debes ser muy responsable con las mismas. Así la conciencia no será un problema para ti en un futuro

Mindfulness